jueves, 23 de mayo de 2013

El problema de la simplicidad del cerebro

A principios del S. XX, Ramon y Cajal demostró que, como el resto del cuerpo, el cerebro también está compuesto por células independientes y postuló que las neuronas, que aún no tenían ese nombre, se comunicarían por medio de señales eléctricas que viajan de extremo a extremo de la célula.

Se trata de una teoría imcompleta del cerebro, que no cuenta con que también hay células que no son neuronas y simplifica mucho el proceso de comunicación neuronal, pero supone un buen punto de partida para intentar comprender su funcionamiento: células independientes comunicadas por medio de señales eléctricas... Así de simple.

Microtúbulos en una inmmunofluorescencia.
La imagen es del Dr James Connell
Sin embargo es esta simplicidad la que hace que sea difícil aceptar que de ella puedan surgir fenómenos tan elaborados y complejos como el lenguaje o incluso la consciencia. Fue precisamente en un intento de explicar la consciencia, que en 1996 Hameroff y Penrose propusieron la existencia en el cerebro de mecanismos de computación cuántica que ocurrirían en unas proteínas estructurales de las neuronas llamadas microtúbulos.

Es cierto que en los últimos años la teoría de Penrose ha sufrido algún que otro varapalo, pero esto no anula la cuestión de fondo que él plantea ¿Es necesario recurrir a la cuántica para el explicar la consciencia? ¿Podríamos modelizar el funcionamiento del cerebro sólo con fenómenos clásicos*?

El de Penrose no es, por supuesto, el único intento de describir el funcionamiento del cerebro que existe. Hay modelos muy plausibles basados en las teorías de sistemas complejos, una aproximación que se está utilizando para investigar fenómenos tan variopintos como la formación de atascos en las ciudades, las organización de insectos sociales o el cancer.

Un sistema complejo es, en pocas palabras, un conjunto formado por un gran número de elementos simples muy conectados entre sí que, cuando interaccionan, desarrollan propiedades "emergentes" que no tenían ninguno de sus elementos por separado. De este modo la consciencia sería un fenómeno emergente de la interacción compleja de la red de neuronas que forman el cerebro... ¡Comportamientos muy complejos que surgen de elementos muy simples! Sin duda una digna candidata a completar la teoría neuronal de Cajal sin tener que meter a la cuántica en esto.

Trabajando en base a esta teoría, Haimovici y cols. han creado un modelo informático del "conectoma", el mapa de conexiones conocidas del cerebro, y lo han sometido a pruebas para estudiar su posible comportamiento complejo.

A mitad de camino entre el orden y el caos está la zona de
comportamiento complejo en la que el sistema adquiere
propiedades especiales
El resultado es que efectivamente el modelo presenta muchas de las características de los sistemas complejos, entre otros la aparición de propiedades emergentes que surgen a medio camino entre el orden y el caos, en una estrecha franja que se ha venido a llamar "el límite del caos".






Hay una genial colección en
 "Geometría de los copos de nieve"
En esta zona de transición, el sistema sufre un cambio de fase en el que los elementos simples que lo forman se ordenan de forma brusca, creando grandes estructuras estables, del mismo modo que cuando enfriamos agua las pequeñas moléculas consiguen crear regulares cristales de nieve que llegan a medir centimetros.

Es más que probable que la teoría cuántica participe en el funcionamiento del cerebro pero tambien es cierto que en estos momentos, como dijo @emulenews: "la neurociencia no necesita la cuántica"



Juanjo Valderrama
@jjvaarq

--

* Entendiendo "clásico" como no cuántico.

domingo, 31 de marzo de 2013

Una prueba de la estupidez general del resto de la humanidad...




"Una prueba de la estupidez general del resto de la humanidad, pensaba Susan, era que, aun siendo manifiestamente una de las mejores jugadoras de la escuela, nunca la seleccionaban para formar parte de los equipos [...] 

Les había explicado a las otras chicas lo buena que era, y demostrado su habilidad, y hecho hincapié en lo estúpidas que eran por no escogerla. Por alguna razón exasperante, aquello no parecía surtir ningún efecto."


Soul Music. 




Terry Pratchett es el autor entre otros libros, de la serie del Mundodisco, que como todo el mundo sabe es un mundo plano, sostenido por cuatro elefantes que, a su vez, se apoyan en el caparazón de Gran A'Tuin, la tortuga estelar.

También es una genial satira en la que se mezcla fantasía con política, ciencia, y mucha psicología. Un inteligente análisis de las relaciones humanas desde la escéptica perspectiva de quien durante 19 años y hasta el accidente de Three Mile Island, trabajó como responsable de comunicación de tres centrales nucleares de Reino Unido. "Escribiría un libro con mis vivencias si pensara que alguien pudiese creerlas"



Juanjo Valderrama
@jjvaarq
Participo en gottraining









domingo, 24 de marzo de 2013

Dirección de equipos creativos... ¡y de innovación!

Hace 4 meses, gottraining, la Fundación Escultor Berrocal y un grupo de amigos que tampoco andaban muy bien de la cabeza, organizamos el primer "Festum de Creatione". 

Un laboratorio, de dos días de duración para investigar y experimentar sobre la creatividad y el proceso creativo. En él reunimos a psicólogos y neurobiólogos, no sólo con artistas y profesionales del mundo del arte, también con físicos, filósofos… Toda una experiencia! Os dejo un resumen en vídeo... son 2 minutos:





Los que organizamos la acción hicimos el papel de codirectores, proponiendo actividades con objetivos y organizando tiempos y recursos. He resumido y mi experiencia trabajando con un equipo de personas en una tarea mixta, por un lado investigando sobre la creatividad y  por otro experimentando un proceso de innovación... construir un cañon de aire y un coche a vela para una carrera ;-)

7 cosas que he aprendido para 
dirigir equipos creativos


1. La creatividad como desaprendizaje
Fund. Escultor Berrocal
la noche antes del festum
El cerebro es un sistema adaptativo con capacidad de aprender, cuando se enfrenta a un problema como ¿Dónde están mis llaves?, tiende a buscar soluciones en experiencias previas que le funcionaron, la mesita de la entrada, los pantalones que me puse ayer, … La creatividad precisa salir de esos lugares comunes y de las soluciones que ya conoces para buscar en otros lugar más exóticos: la cocina, el sofá o dentro de un zapato.

2. Se aprende a ser creativo... experimentando
Aprender a buscar en otros lugares, a salir de los caminos conocidos me recuerda a montar en bicicleta, por más que te lo expliquen sólo aprenderás cuando te lances a hacerlo una y otra vez, aprendiendo de la experiencia durante el proceso.

3. Separar para evitar contaminaciones 
Cuando varias personas trabajan juntas en un problema aparece un "peligroso" fenómeno, la confianza en el otro. Los grupos tienden a dejarse guiar por líderes o personas de referencia, algo que puede resultar positivo cuando el líder tiene más "conocimiento" que el resto, pero que en situaciones de alta incertidumbre puede derivar en fenómenos de groupthinkUna persona con carisma puede reducir el número de "caminos de innovación" a uno: el suyo. 

Portada del proyecto
4. El problema del "trabajo en equipo"
La creatividad supone poner en valor lo diferente, tener libertad para abandonar el trabajo en el grupo para comenzar tu propia línea de investigación "no oficial". Son comportamientos que, a menudo, levantan ampollas en algunos personas, ya que chocan con su idea de trabajo en equipo del "todos a una".

5. Evita consensos
Las palabras son cómodas para comunicarse pero transportan demasiada información implícita que pueden derivar en discusiones eternas. El concepto de "coche" para un artista es muy diferente que para un ingeniero. No dejes que se intenten poner de acuerdo sobre palabras, perderán tiempo o lo que es peor ... ¡Resolverán sus diferencias!

6. Las reglas como herramienta creativa
Cuanto menor sea la "libertad creativa" de un grupo más numerosas, rigurosas y detalladas, creo que deben ser las normas del protocolo de creatividad. La utilidad de estas reglas y protocolos es minimizar los bloqueos creativos tanto personales como grupales que sufre un equipo con dos estrategias básicas: separar a las personas en grupos pequeños para maximizar las diferencias y aumentar la tolerancia al error.
* El grupo que se inscribió en una frikada de este calibre tenían una enorme libertad creativa, de forma que las reglas detalladas tenían poco sentido... 

El "coche a vela" que ganó la carrera... Nos machacaron!!
7. El trabajo del director
En un sistema realista, el responsable tiene que gestionar un sutil equilibrio: por un lado es necesario fomentar las diferencias y la exploración de nuevos caminos y soluciones inverosímiles, por otro hay que gestionar adecuadamente los recursos y el tiempo para que el proceso no se eternice. Como todos los procesos heurísticos, el único modo de aprender es adquiriendo experiencia… nosotros recomendamos jugar, es un buen método.

Después de 4 meses de maduración aún sigo aprendiendo de la experiencia, … ya estamos pensando en el próximo festum :)

Fragmento de un muro de resumen

* Si te ha interesado, hay otro resumen del #festum, muy recomendable: "10 consejos para estimular tu creatividad" y un miniresumen de dos minutos en vídeo.


Juanjo Valderrama
Participo en gottraining